Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
13 febrero 2011 7 13 /02 /febrero /2011 22:18

reloj_de_arena_hourglass01b640.jpgHe pensado en mis años pasados y he descubierto  mirando hacia atrás que me quedan menos años que los ya vividos.

 

Me siento como aquella afortunada que encontró una bolsa llena de monedas y sentía que con ellas podía comprar muchas cosas. Pero que conforme fue pasando el tiempo las fue gastando y ahora ya le quedan pocas y comienza a gastar solo las necesarias.

 

Ya no tengo tiempo de escuchar en reuniones como se discute sobre la economía y la politica.

 

Ya no tengo tiempo para soportar a personas absurdas que a pesar de su edad cronológica no han crecido.

 

Ya no tengo tiempo de perder el tiempo en mediocridades.

 

No quiero estar en reuniones donde los egos se cogen de las manos.

 

Me molesta la gente que con su envidia y su superioridad se aprovechan de la gente con talento y sencilla.

 

No soporto a esos mandatarios que no saben trabajar en lo suyo y hacen trabajar a otros por ellos.

 

Me da pena ver como la gente ha perdido su orgullo y se deja caer en el desaliento.

 

Mi tiempo es escaso para perderlo escuchando lo mal que va el mundo.

 

Quiero aprovechar el tiempo que me queda amando, riendo con mis amigos, acariciando a mis perros, desayunando mientras veo salir el sol, pasear mientras veo como se repliega para dar paso a las estrellas. Y quiero saborear ese instante de silencio y de paz.

 

Quiero ver el milagro de la lluvia, el sonido de un rio, el olor de unas flores y sentir la brisa de la mañana.

 

No puedo perder mi tiempo valioso y corto arreglando un mundo que no es mío ni de nadie, ni guerrear con hombres que no conocen la limitación de su tiempo.

 

Quiero ver la esencia de todo pues mi alma tiene prisa.

 

Con ya pocas monedas en mi bolsa solo puedo comprar aquello que realmente me hace falta.

 

Reír al lado de gente sencilla y humana que sepa reírse de sus errores, que no vanaglorie sus triunfos.

 

Que no se considere iluminado antes de tiempo.

 

Lo sencillo es lo que realmente vale la pena.

 

Quiero rodearme de gente que entienda el dialecto del corazón.

 

Gente a quien los golpes de la vida le ha enseñado a crecer y entenderla.

 

Pretendo gastar hasta mi última moneda en alimento para el corazón y entendimiento para mi alma.

 

Mi meta es llegar con los bolsillos vacios de conciencia, satisfecha de no haber malgastado ni una moneda.

 

-Agartha-

Compartir este post

Repost 0
Published by Agartha
Comenta este artículo

Comentarios