Overblog Seguir este blog
Edit post Administration Create my blog
4 julio 2012 3 04 /07 /julio /2012 15:53

 

Si pudieran ver el cuerpo físico, desde el punto de vista de un investigador de la física cuántica, 

se darían cuenta que está compuesto por átomos y que los átomos están dispuestos a través 

de espacios vacíos, apareciendo, desintegrándose, desapareciendo constantemente. Estas 

partículas no son objetos materiales, aunque parezcan serlo; en realidad, son fluctuaciones de 

energía en el campo energético. 

La visión de Deepak Chopra – Principio de Vibración – Naturaleza del Universo –

Campo unificado -  El alma

Si pudiéramos ver el cuerpo tal cual es, lo veríamos, proporcionalmente, tan vacío como el 

espacio intergaláctico. Cada átomo del cuerpo es, en sí, un sistema solar completo. Repito, si 

pudiéramos verlo tal cual es, sin el artificio de la experiencia sensorial, sólo veríamos un gran 

vacío con algunos puntos aislados y descargas eléctricas aisladas. 

El Ayurveda tiene mucho que decir sobre el vacío. El vacío es el terreno esencial de nuestro 

ser. Y este vacío no es una porción vacía de nada, es una plenitud de inteligencia no material. 

Eso es lo que somos: inteligencia no material que se expresa como cuerpo material. El cuerpo 

material viene y se va, pero la inteligencia no-material, la plenitud de inteligencia no-material 

permanece por siempre. Está más allá del tiempo y del espacio. Estructura la experiencia del 

cuerpo físico. 

En función de cómo vibra la energía está codificada para transmitir información diferente. Es 

como escuchar la radio si sintonizamos el 101.5 de la FM por ejemplo escucharemos sólo 

música clásica. Si cambiamos a una frecuencia de ondas de radio ligeramente distinta por 

ejemplo al 101.9 de la FM quizás escuchemos rock and roll. 

De esta manera, el mundo físico, el mundo de los objetos y la materia esta hecho de 

información contenida en una energía que vibra a distintas frecuencias.

La razón por la que no vemos el mundo como una enorme red de energía es porque vibra 

demasiado rápido. Nuestros sentidos que funcionan lentamente sólo pueden registrar trozos de 

esta energía y actividad y estos conglomerados de información se convierten en una silla, en 

mi cuerpo, en el agua, en todos los objetos físicos del universo visible. 

Esto es similar a lo que ocurre cuando vemos una película. Como sabemos, la película está 

compuesta por fotogramas individuales separados por franjas. Sin embargo cuando vemos la 

película, pasa tan rápido que nuestros sentidos no perciben la discontinuidad. Los percibimos 

como un flujo constante de información.

En el ámbito cuántico, los trozos de campos de energía que vibran a diferentes frecuencias, y 

que percibimos como objetos sólidos, forman parte de un campo de energía colectivo. Si 

pudiéramos percibir todo lo que ocurre en el ámbito cuántico, veríamos que formamos parte de un gran caldo de energía y que todas las cosas, cada uno de nosotros y todos los objetos del 

ámbito físico, son sólo un conglomerado de energía que flota en este caldo de energía. En todo 

momento, nuestro campo de energía está en contacto con el de todos los demás e influye en 

él; todos respondemos a esa experiencia.

En un nivel más profundo, en realidad no hay límites entre nuestro ser y el Universo. Cuando 

tocamos un objeto, lo sentimos sólido, como si hubiera un límite definido entre éste y nosotros. 

Los físicos dirían que percibimos la solidez de ese límite porque todo está hecho de átomos, 

que la solidez es la sensación que obtenemos cuando los átomos chocan contra otros átomos. 

Pero piensa qué es un átomo. Los átomos constan de un pequeño núcleo y una gran nube de

electrones que lo rodean. No hay un caparazón rígido en su exterior, sólo una nube de 

electrones. Para  visualizarlo, imagina un cacahuete en medio de un estadio de fútbol. El 

cacahuete representa el núcleo, y el estadio, el tamaño de la nube de electrones que lo rodea. 

Cuando tocamos un objeto, percibimos solidez al contacto de las nubes de electrones. Ésa es 

nuestra interpretación de la solidez, dada la sensibilidad (o relativa insensibilidad) de nuestros 

sentidos. Los ojos están programados para ver los objetos como tridimensionales y sólidos. Las 

terminales nerviosas están programadas para sentir los objetos como tridimensionales y 

sólidos. Sin embargo, en la realidad del ámbito cuántico, la solidez no existe. ¿Hay solidez 

cuando chocan dos nubes? No. Se funden y se separan. Algo similar ocurre cuando tocamos 

un objeto.  Nuestros campos de energía (y nubes de electrones) chocan, algunas porciones 

pequeñas se funden y luego te separas. Aunque nos percibamos como un todo, hemos cedido 

un poco de nuestro campo de energía al objeto y a cambio obtenemos un poco de la suya. Con 

cada encuentro intercambiamos información y energía, y cuando nos separamos nos 

transformamos un poco. Aquí podemos comprobar también cuan conectados estamos con el 

mundo físico. Constantemente compartimos porciones de nuestros campos de energía, por lo 

que todos, en este nivel cuántico, en el nivel de nuestras mentes y seres, estamos conectados. 

Todos estamos correlacionados con los demás.

Compartir este post

Repost 0
Published by Agartha
Comenta este artículo

Comentarios