Overblog Seguir este blog
Administration Create my blog
3 noviembre 2012 6 03 /11 /noviembre /2012 16:42
Repost 0
Published by Agartha
Comenta este artículo
2 noviembre 2012 5 02 /11 /noviembre /2012 15:45
Repost 0
Published by Agartha
Comenta este artículo
30 octubre 2012 2 30 /10 /octubre /2012 19:01

Por Carmen Orellana -Tarwe

 

Para dar inicio a este ensayo, lo primero que haré es definir lo que para mi es la Trascendencia, y esta hacer que nuestros actos cotidianos lleven una energía extra que vaya construyendo o permeando en una dimensión superior. Es construir como mínimo en tres niveles (3D: Pasado, Presente y Futuro), en cuatro niveles, etc.

En la espiritualidad habitualmente se mencionan diferentes dimensiones, aunque cuando le damos un número determinado a estas, hay que entender que es relativo a cada autor y debemos entenderlo más bien como niveles o vibraciones inferiores, medias o superiores. Así que habiendo aclarado esto, en las dimensiones superiores la conciencia de la dualidad que nosotros conocemos tan bien en nuestro mundo, se transforma en una conciencia de la interconexión de todos los seres, en la conciencia del Todo.

Ese sentido de serenidad que nos ofrecen las experiencias místicas con planos o dimensiones superiores es producto precisamente, de que allí ya no hay dualidad y por lo tanto no hay un movimiento dialéctico o una lucha de fuerzas antagonistas o complementarias.

Lo que experimentamos como luz o bienestar es producto de una coherencia de la actividad cerebral, de una coherencia cardíaca y de un baño de serotonina y dopamina en el Plano Físico, Mental y Emocional; mientras que en el Plano Espiritual es la fusión de ambas partes del Ser la que provoca un salto cuántico (como la explosión de luz al entrar al hiperespacio), es cobrar conciencia y "ver" o percibir en dicho momento la unificación de todos los centros energéticos, la transferencia total de energía al cuerpo espiritual para poder entrar a través de la pupila de la Energía Dragón.

Para poder alcanzar este estado, es preciso primero experimentarlo por partes en cada uno de los centros energéticos:

Raíz: profundo amor por la vida, por la Madre Tierra.

Sacro: profundo amor por mi género y el que me complementa.

Plexo Solar: profundo amor creativo por toda la Creación.

Corazón: profundo amor por todo lo anterior sintiéndolo como parte del Espíritu.

Garganta: profunda manifestación de todo lo anterior.

Tercer Ojo: profunda visión interior y exterior, unida a todo lo anterior y al Espíritu.

Coronilla: profunda conciencia de todo lo anterior, desapego, libertad, confianza, Ser el Ser Superior de Mí Mismo y sentir mi conexión con lo que me une al Todo y a todo.

 

La suma de este proceso es una sensación de estar enamorado de Todo, del Cosmos y por lo tanto, vivenciar la sensación de saberse amado.

Al comenzar a Crear, a Manifestar desde estas esferas hacia abajo (hacia el Plano Físico, Mental o Emocional), ya no existe la duda, solamente la certeza porque la fuerza, la potencia vienen de la Unidad, en vez de la Dualidad.

Las paradojas, singularidades o excentricidades son pues también parte del Todo y nosotros interpretamos esto en el Plano Físico como dualidad, cuando solamente son partes diferentes de una misma cosa (como en una banda de Moebius o el símbolo del Infinito). Las tres son mecanismos de movimiento y evolución del Universo, por eso no hay que confundir el concepto de Unidad con el de Interconexión.

Cada entidad en el Universo (usamos "universo" como sinónimo de Creación") posee cualidades que la hacen única e irrepetible mientras tiene conciencia de sí misma, ya sea una partícula fundamental, un cristal o una ballena. Solamente al momento de trascender es que regresa a la Fuente como energía pura para ser reutilizada. Sin embargo, si de verdad vivimos experiencias trascendentales, estas pueden quedar impregnadas en esa energía que trasciende hasta su siguiente manifestación en forma de recuerdo y este puede surgir del Ser de forma aparentemente involuntaria, aunque en realidad siempre será manifestado por una razón, debido a que la energía universal es Inteligente, aunque nosotros podamos desconocer dicho motivo como habitualmente sucede.

Más aún podemos, si trabajamos nuestra espiritualidad de alguna manera, evocar un recuerdo y traerlo a la luz, a la conciencia de forma voluntaria para trabajar en específico sobre este.

Hay personas que piensan que el objetivo de este proceso está en adelantar trabajo, pero qué más da si vengo ocho, cuarenta o mil veces a encarnar. El tiempo es un concepto abstracto y relativo, el tiempo que nosotros concebimos como años no existe en otras dimensiones, en otras formas de percepción. Así que en realidad no hay finalidad u objetivo en este trabajo, dado que ambos son también conceptos humanos: siempre necesitamos tener un por qué, un para qué. ¿Es que acaso el Sol y la Luna se alternan en el firmamento por alguna razón? ¿Tienen un objetivo? ¡Claro que no! Siemplemente Son.

La única "ganancia" que obtenemos -si queremos verlo de esta manera- al trascender o al hacer este trabajo de conciencia de la trascendencia, es vivir de una forma más plena mi paso por la Tierra y hacer que tanto yo como los que me rodean, por resonancia tengan mejores vidas y pueda ayudarlos a realizar el mismo trabajo. Nuestros actos personales tangibles hacia toda la Creación, contribuyen a un cambio como humanidad (y la humanidad se conforma por personas, porque por sí mismo este es solamente un concepto abstracto) y si saltamos a otra dimensión en conjunto, viviremos de forma más plena y dejaremos que otras especies y entornos ecológicos lo hagan también. Estamos hablando de lograr una conciencia impersonal que paradójicamente es totalmente consciente de cada parte de la Creación, así como de su lugar en esta.

Una vez más, el Sol y la Luna SON, somos nosotros los que personalizamos su existencia dándoles nombres, atributos, estudiándolos, poniéndoles adjetivos, etc. Cuando vemos la interconexión como una fuerza de cohesión de la Creación, entonces respetamos la paradoja de la Individualidad y a la vez asumimos nuestra responsabilidad personal por cada acto, en realidad este concepto o esta fuerza fomenta la conciencia (que en realidad es lo que el concepto de "karma" expresa: la conciencia del valor de cada uno de mis actos y de cómo estos repercuten en mí y en los demás, entendido no solamente como las demás personas, sino como todo el Universo).

 

Esto nos lleva a pensar en qué es el Ego, y en este contexto el ego es la conciencia de la propia existencia, es el mecanismo que me individualiza, que reconoce mi responsabilidad, mi paso por esta vida y que me hace asumirme como una parte del Todo. Sin embargo, cuando manifestamos el ego en la dimensión dual en que nos movemos, este toma obviamente dos matices o polaridades. En un extremo encontramos al ego vencido, la víctima, la autoestima profundamente minada o egoístamente evadida. En el otro extremo, la soberbia desmedida, la auto complacencia, el juicio subjetivo sobre uno mismo. Es aquí, en la 3a dimensión que luchamos por equilibrar este mecanismo, pero también es, cuando ha sido domesticado, un buen trampolín para conocernos y completarnos.

Así, el ego se convierte en parte esencial de esta existencia y nos confundimos pensando que es nuestra personalidad cuando en realidad no es así, pero lo hacemos basados en que desde que nacemos es alimentado por un nombre, apellidos, un signo, una identidad legal, y todo eso va construyendo una imagen de mí mismo para conmigo mismo y una imagen de mí mismo que los demás perciben. Ambas pueden ser objetivas o subjetivas. Y dado que en el camino mi ego se ve influenciado por críticas, comentarios, bromas, ofensas, reconocimientos y todo tipo de influencias externas, asumimos estas palabras como parte de uno mismo. Es de esta manera como mi ego se siente ofendido, burlado, sobrevalorado, engañado o ilusionado y comienza a desplazarse hacia alguno de los dos polos, pero todavía peor: nos creamos y creemos la ilusión de que todo eso soy Yo, es mi Ser. Es en ese momento cuando le he dado la espalda a la puerta que podía liberarme del sufrimiento, de la angustia que me causan los juicios sobre mi persona.

¿Cómo puedo lograr entonces despersonalizarme sin perder mi identidad?

La respuesta es trabajando siempre desde planos superiores y desde allí manifestando hacia este plano, porque este tipo de conflictos no se encuentran presentes en una dimensión de unidad, en donde no poseo un nombre, es decir, un yo que pueda verse afectado, es el desapego total, la libertad plena en donde mi esencia no tiene nada que ver con mi identidad.

No significa que todo el tiempo esté en un estado meditativo, sino que tenga la suficiente "madurez espiritual" para lograr transferir suficiente energía a mi cuerpo espiritual y entonces trabajar con un 50% físico y un 50% energético todo el tiempo, en vez de hacerlo solamente de vez en cuando en un ritual, en las dos horas de clase o cuando medito. Normalmente trabajamos con más de un 90% puesto fíjo en el plano físico porque tenemos la creencia equivocada de que los planos no están interconectados, de la misma manera en que actualmente no están interrelacionadas la ciencia o la medicina con la espiritualidad, por poner solo un ejemplo.

Todas las dimensiones o planos están co-existiendo en este mismo momento en nosotros, de lo único que depende el que podamos tener conciencia de ello es de la Atención que le dedicamos a nuestra vida. Muchos viven como autómatas, como máquinas que nacen, trabajan y mueren sin poner Atención en el vibrante sentimiento de la vida.

Por ello es tan importante reflexionar sobre si el trabajo personal que estoy realizando es congruente y brutalmente honesto, ya que de otra manera, solamente estaré viviendo una existencia en dos dimensiones: pasado y presente.

Repost 0
Published by Agartha
Comenta este artículo
17 septiembre 2012 1 17 /09 /septiembre /2012 16:39

250px-Count of St GermainMientras tu cuerpo duerme, en los planos superiores existe un constante visiteo e intercambio de ayuda.Es algo de lo cual tu ser exterior no puede tener conocimiento.

En el mismo momento en que puedas tranquilizar la mente exterior y ponerla bajo control te vendrá tal cantidad de revelaciones que se atropellaran en tu mente.

Y sabiendo que YO SOY es la esencia misma de todo aquello que yo deseo. Ya sabes que te es posible producir en forma visible y tangible cualquier cosa que tengas en la conciencia.

Los estudiantes deben comprender que los maestros no vienen a ellos por inciativa individual de ellos, sino que son los Maestros los que han escogido a los estudiantes para que estos reciban su Radiación.Es un previlegio que no se puede calificar en palabras. Solo se puede sentir o ver, ademas la misión del maestro no es la de asumir vuestras responsabilidades ni resolver vuestros problemas, sino la de comunicar la comprensión inteligante que los discipulos puedan aplicar en sus vidas y asi resolver sus propios problemas.

Muchas veces requiere gran tenacidad aferrarse a la Presencia, cuando las apariencias parecen estar dominando.Hay un viejo refran que dice -Nadie ha fracasado mientras no se rinde-.

 Esto es verdad porque mientras un individuo se una a Dios. como su inteligencia gobernante, no hay actividad humana que pueda interferir en la gran emanación que fluye alrededor de uno.

 

Extracto del libro -El libro de Oro de Saint Germain

Repost 0
Published by Agartha
Comenta este artículo
12 septiembre 2012 3 12 /09 /septiembre /2012 08:25
Repost 0
Published by Agartha
Comenta este artículo
7 agosto 2012 2 07 /08 /agosto /2012 16:58
 
Metafísica
¿Quién es Saint Germain?

Mestro Saint Germain MetafisicaEl Maestro Saint Germain es el Avatar de la Nueva Era de Acuario y Director del Rayo Violeta Transmutador del Perdón y el Amor Compasivo. El recibe los títulos de ¨El Dios Libertad¨, ¨Avatar Acuarius¨, ¨El Rey de la Edad Dorada¨.

El 16 de agosto de 1930, El Maestro Saint Germain dio inicio a la Enseñanza de la Nueva Era al contactar a Guy Ballard -Godfre Ray King- en Mount Shasta, para dar por primera vez a la humanidad el conocimiento del ¨Yo Soy¨ y la Llama Violeta.

El primero de mayo de 1954, el Maestro Saint Germain fue coronado como El Rey de la Edad Dorada. Este hecho marcó el comienzo oficial de la Nueva Era.

De las obras del Maestro Saint Germain que se tiene plena seguridad de su autoría son:

  • The I'am Discursses (El Libro De Oro O Pláticas Del ¨Yo Soy¨)
  • Ascended Master Instruction (Instrucción De Un Maestro Ascendido)
  • Beloved Saint Germain´S Talk (El Maestro Saint Germain Habla)
  • I´Am Discursses To The Minute Men (Discursos Del ¨Yo Soy¨ Para Los Hombres Dispuestos)

Su Llave tonal se encuentra en el segundo movimiento del Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo.
Su templo etérico esta en El Monte Avila, Caracas, Venezuela.

Algo más.. 
Muchísimo se ha escrito sobre el fabuloso, enigmático, misterioso, Conde Saint Germain, el “Hombre Maravilla” que llenó el escenario Europeo en los Siglos XVII y XVIII.
Los archivos oficiales, papeles de Estado y Asuntos Extranjeros de toda Europa, contienen copiosas menciones del “Conde”, y después de su desaparición surgieron numerosas novelas y “memorias”; las primeras inspiradas por el prodigioso personaje, entre las cuales se destacan como más famosas, “Zanoni” de Bulwer Lytton, “El Conde de Montecristo” de Dumas padre y “La Pimpinela Escarlata” de la Baronesa Orczy.
Al Conde lo rodeaban dos corrientes. Una de celos y envidia porque gozaba de la confianza y la admiración de reyes, sabios y estadistas más destacados de Europa. La otra corriente, de profundo respeto y afecto en la cual participaban las órdenes esotéricas, las sociedades secretas y las sectas ocultistas de todas partes.
La primera corriente procuraba hundirlo, encarcelarlo y desterrarlo a donde fuera llegando, Tildándolo de traidor cuando más, de charlatán cuando menos, sin embargo jamás fue sorprendido en la más leve traición a la confianza que era depositada en él, ni sus “grandes riquezas” fueron jamás extraídas de aquellos con quien establecía contacto.
Todo esfuerzo para investigar la fuente de sus recursos, resultó infructuoso. No utilizaba ni bancos ni banqueros. Sin embargo, se movía en una esfera de crédito ilimitado, que jamás fue puesto en dudas por otros, ni abusado por él mismo.
Los intentos de apresarlo fracasaron siempre. El Conde se deslizaba y desaparecía misteriosamente, para reaparecer de inmediato en un país diferente.
Los escritos que surgieron más tarde, y que aún existen, no logran explicar una sola palabra de los enigmas y misterios tocantes al Conde ya que todo está basado en conjeturas, suposiciones, opiniones de la conciencia humana, sin un ápice de conocimientos esotéricos o espirituales.
La verdad sencilla respecto al Conde Saint Germain es que era un Iluminado, un Adepto, un Enviado Especial de la Jerarquía Blanca para cumplir múltiples misiones con numerosísimas obligaciones.
La historia repite a ciegas que nació el 26 de mayo de 1696, hijo del último soberano de Transilvania, Ferenez II Rakoczi y la Princesa Carlota Amadea de Hesse Rheinfels, en el castillo Rakoczi en los Montes Cárpatos.
Perseguido por Carlos VI, quien lo destronó, Ferenez II quiso proteger a su hijo el Príncipe Rakoczi, y después de haber hecho circular la falsa noticia de la muerte del pequeño, lo envió a sus dependencias de Florencia, al cuidado de Gian Gastone, el último de los Médicis.
El Príncipe era un mozo muy inteligente y adelantado espiritualmente. A los catorce años se destacó en el movimiento franc-masónico italiano, durante el tiempo en que seguía estudios en la Universidad de Siena.
Su padre era un patriota muy querido por su pueblo. Fue desterrado en Rodostó, Turquía, donde fue rodeado por una pequeña Corte hasta que murió en 1735. El Príncipe acudió al lecho de muerte de su padre, y luego fue enviado por el Sultán en misión diplomática a Transilvania.
Poco se sabe sobre el Príncipe durante esos años. La historia húngara no la trata con simpatía cuando lo llama “hijo de una alemana, que nunca vivió en Hungría, que creció alejado de la tradición Rakoczi, como un extraño en el pueblo de su padre”, y en ese mismo año acusa (por segunda vez) su “muerte temprana”.
Es importante que el estudiante se percate bien de todas las aparentes contradicciones, para que vaya absorbiendo lo que la evidencia sugiere.
A pesar de que se manifestaba un muchacho adelantado espiritualmente, el Príncipe jamás dio ninguna prueba de las facultades que más tarde desplegó. Sin embargo, en el año 35, a la muerte de su padre, cuando lo iba a reclamar el pueblo y la Corte de Hungría, comienzan ciertos manejos extraños, que pronto iban a dar que hablar, y sin explicación posible para los testigos, por ejemplo: En los mismos momentos en que muere Ferencz II, su hijo, el Príncipe Rakoczi es visto en Holanda, estableciendo contacto con Sir Loane, Rosacruz prominente y Presidente de la Royal Society de Londres. Cuando el Sultán lo está utilizando en Turquía, el Príncipe es huésped del Shah de Persia. El Príncipe “muere” históricamente, públicamente, un año después de su padre, cuando los acontecimientos lo iban tal vez a atar a una vida oficial en Hungría, y apenas “muere” en Turquía, o en Transilvania, aparece en Escocia donde vive misteriosamente hasta el año 1745. De allí se traslada a Alemania y Austria con misiones industriales, de donde sale a estudiar alquimia en la India. No vuelve a aparecer hasta el año 58, donde establece contacto con el mariscal Belle Isle del ejército francés, pero en todos estos años ha actuado bajo los nombres de: Marqués de Montferrat, Conde Bellamare, Caballero Schoenig, Caballero Weldon, Monsieur de Surmont y Conde Soltikoff. Ha llegado el momento de comenzar su misión en París y se da a conocer por el Mariscal Belle Isle con el nombre de CONDE DE SAINT GERMAIN.
El mariscal Belle Isle lo lleva a París, lo presenta a madame de Pompadour, quien a su vez lo presenta al Rey de Francia, y comienza a desplegarse la magia desconcertante del Conde Saint Germain; desaparece para siempre el Príncipe Rakoczi, aunque la historia dice que para justificar su noble alcurnia ante el Rey, le dijo en secreto su nacimiento y procedencia, lo cual fue de inmediato aceptado por Su Majestad.

Habiendo nacido el Príncipe Rakoczi en el año 1696, cuando en 1758 llegó a París contaba sesenta y dos años. Sin embargo, representaba sólo treinta años de edad.
El mundo veía en él un joven y noble señor de modales exquisitos, de gran dignidad, de impecable cortesía. Su porte era militar, delgado y de mediana estatura. Su cuerpo era asombrosamente bien formado. Sus manos delicadas, sus pies pequeños, sus movimientos elegantes, su cabello era oscuro y fino, sus ojos pardos. Una de sus biógrafas, la condesa d´Adhemar, no se cansaba de ponderar “¡Qué ojos! ¡Jamás los he visto iguales!
Todo en él lo revelaba perteneciente a una muy antigua y noble familia. Vestía sobriamente, de corte impecable y de las mejores telas. Siempre llevaba medias de finísima seda.

Por la magnificencia de sus joyas, se le juzgaba inmensamente rico, se rumoraba el crédito ilimitado de que gozaba en todos los bancos del mundo, y se cuchicheaba el lujo fastuoso en que vivía. Se aseguraba que ostentaba dos valets de pie y cuatro lacayos uniformados en color tabaco con galones de oro. Se comentaba su gran colección de casacas que cambiaba a menudo, y hacían eco sus botones, yuntas, relojes, sortijas, cadenas; se citaba un ópalo monstruoso y un extraordinario zafiro blanco del tamaño de un huevo, lo mismo que la variedad de sus diamantes, el tamaño, color y perfección de cada uno. Sin embargo, cosa extraña, nadie podía jamás jactarse de haber sido recibido en la casa del Conde. Frecuentaba las  fiestas pero jamás lo vio nadie comer ni beber.
El Conde Saint Germain presentaba la invariable compostura, la conducta, el refinamiento y la cultura que caracteriza a los nobles de rango y educación. Todo esto unido a una fascinante conversación, una versatilidad para cambiar de tono y tema, que lo hacían siempre refrescante, inesperado e inagotable. Daba la impresión de haber viajado por el mundo entero y, sobre todo, de haber asistido personalmente a todo cuanto ha existido en nuestro planeta.

El Conde era, sin duda, un acabado diplomático, un genio artístico, un excelente músico y compositor, que ejecutaba al piano con maestría, que en el violín rivalizaba con Paganini, que cantaba con una lindísima voz de barítono, que pintaba y esculpía como los muy grandes, y que, al parecer, vivía eternamente, ya que por admisión propia su descubrimiento de un líquido especial lo había mantenido vivo durante dos mil años.
En Londres, en la casa Walsh de Catherine Street, en el año 1740, el conde publicó varias composiciones. Conocemos sólo una, un aria de su pequeña Ópera “L´Inconstanza Delusa” (La Pérfida Inconstancia), compuesta en el estilo rococó del Siglo XVIII, muy bonito, muy florido. Al final damos la dirección donde se puede encargar el disco de esta pieza, que tiene además el atractivo – y la corroboración – de comenzar con las notas tonales del Adepto, Maestro Ascendido Saint Germain, DO-FA, de la Quinta octava del teclado.

Vamos a aclarar de una vez la razón del nombre que escogió este Adepto, para figurar en aquella Misión. Por supuesto, no cabe duda alguna de que para que un hombre inteligente pudiera introducirse en la Corte más brillante de Europa, le era indispensable un bonito nombre y título nobiliario, francés con preferencia, y auténtico. Esto último tenía que ser a prueba de investigaciones. Corre el dato de que los dominios de Ferencz Rakoczi en Italia se llamaban  “de San German”. No podemos asegurarlo, ni tampoco comprobarlo, pero algo de eso hay sin duda, ya que los Maestros, teniendo el privilegio de mirar desde el pasado más remoto hasta personalmente, lo hacen ya equipados con toda la preparación necesaria. Su tarjeta de visita tenía que abrirle desde las puertas soberanas de las Cortes, hasta las más herméticas de las organizaciones espirituales, que tienen “Ojos para ver y Oídos para Escuchar”.

Ya hemos visto cómo entraba y salía...
COMES SANCTUS GERMANITAS 
Habla en el idioma esotérico de todas las sectas. O sea que, COMES COMITO, o COMITOR es un alto grado franc-masónico. SANCTUS le habla a las religiones cristianas, y GERMANITAS, o fraternidad, es la consigna de todos los ocultistas.
Al introducirse en la masonería francesa, donde inició a Diderot, anunció que era “el más antiguo de todos los masones”. Por no decir que había sido el propio fundador de la Orden.
El Maestro Saint Germain no tuvo necesidad de elegir otro nombre para continuar en sus misiones para los humanos, ya que paulatinamente ese nombre se iba transformando de acuerdo con el cambio de las conciencias espirituales, de “MIEMBRO DE LA FRATERNIDAD BLANCA”, a “HERMANO MAYOR”.
No estamos suponiendo o inventando cuando dejamos sentado que el Príncipe Rakoczi y el Conde Saint Germain eran una misma persona. La comprobación la dieron los Maestros cuando, al través de la Sociedad Teosófica, fundada por los Maestros Morya y Kuthumí, vino la siguiente comunicación por boca de EL TIBETANO, Adepto de la HERMANDAD BLANCA, casi un siglo después de la “muerte” del Conde Saint Germain:
“El Maestro que se ocupa especialmente del futuro desarrollo de Europa, y despliegue mental de América, es el Maestro Rakoczi. Es húngaro y tiene su morada en los montes Cárpatos, habiendo sido en un momento dado una figura muy conocida en la corte húngara... También se ocuparon mucho de él cuando fue el Conde de Saint Germain. En la Logia de la Fraternidad Blanca se le llama usualmente “El Conde”, y en América actúa como Administrador General en los planes de los Hermanos Mayores, puede decirse que actúa como encargado de llevar a la práctica, en el plano físico, los planes del Cristo”.

Para todo el que sepa leer entre líneas, esta comunicación habla claro; pero como estamos para aclarar enigmas haremos notar: “el despliegue mental de América” se refiere al Principio de Mentalismo, que aunque fue dado por Hermes Trismegisto, no se le dio la importancia capital que encierra, hasta que Mary Baker Eddy, fundadora de Chistian Science comenzó a divulgarlo. Ella fue el anuncio de la Era venidera, Era de la mujer, a fines del Siglo XIX, exponente del Principio Mental que rige en esta Era.
La comunicación habla del Maestro Rakozci en tiempo presente; y presente en el planeta, a pesar de que históricamente había “muerto”. Dice textualmente: “El Maestro que se ocupa... es”. También dice “es húngaro y tiene su morada en los Cárpatos”. Que “habiendo sido, en un momento dado, figura muy conocida en la corte húngara”, de hecho admite que al mismo tiempo fue “el Conde de Saint Germain”, y agrega: “de quien se ocuparon mucho”.

La esencia de la comunicación afirma que al Príncipe Rakoczi se le llamaba en la Fraternidad Blanca “el Conde”, fundiendo sin disimulos a las dos entidades. Luego admite que “El Conde” es el instrumento de la Hueste Ascendida en el continente americano, y finalmente deja entrever lo que para la fecha de la comunicación no se había divulgado aún, que el Maestro Saint Germain iba a ser el Avatar de esta Era de Acuario, trayendo “a la práctica en el plano físico”, o sea manifestándose el Cristo de la Era, como se manifestó en la Era inmediata anterior, el Maestro Jesús.
Los Adeptos no tienen necesidad alguna de reencarnar para poder circular en la Tierra y entre los hombres. Si es que tienen que entrar en nuestra atmósfera por un tiempo corto, hacen denso el cuerpo etérico y por consiguiente visible a nuestros ojos físicos, o si es que tienen que cumplir una misión de larga duración, digamos de unos meses o unos años, ocupan un “cuerpo prestado”, lo cual requiere el gasto de mucho menos energía que el sistema anterior.

Es totalmente impráctico renacer de un vientre de mujer, volviendo con la conciencia envuelta y sin memoria, además de tener que esperar tantos años para alcanzar la edad adulta y poder cumplir una misión de altura. La Transfiguración, o sea la ocupación de un cuerpo prestado, es el transplante de un espíritu, o ego, en el cuerpo de un Iniciado que esté dispuesto a ceder su cuerpo, en vida, o en el momento de morir.
Este cuerpo ha de ser absolutamente sano y el ego que lo habita tiene que ser adelantado, ya que las altas vibraciones del Espíritu que lo ocupará son muy fuertes. El transplante se hace gradualmente. Es de suponer que el Maestro ocupó el cuerpo del Príncipe Rakoczi en aquellos momentos en que se le declaró “muerto”. Es posible que así le haya aparentado a los que lo rodeaban. Nada de extraño tendría que el Maestro hubiera fingido morir, ya que sabemos de otras dos ocasiones en que así lo hizo.
El Adepto que ocupa un “cuerpo prestado” tiene todo el poder para reformar la estructura atómica de ese cuerpo, de manera de adaptarlo a sus propias necesidades. Por esa razón el Conde Saint Germain no tenía necesidad alguna de comer, ni beber, ya que disponía de la Sustancia Universal, que obedece instantánea e incondicionalmente las órdenes de un Maestro.

El propio Maestro Saint Germain ha admitido haber ocupado unos cuarenta cuerpos prestados en diferentes ocasiones y por diferentes propósitos o misiones en la Tierra. Sabemos que uno de éstos fue el cuerpo de San José, esposo de María Virgen. Misión más delicada y misteriosa no ha habido nunca que sepamos ¡Después de dos mil y pico de años, aún se ignora la completa verdad!
Otra ocupación de cuerpo prestado fue la del Almirante Cristóbal Colón, destinado a encontrar, sin perderse ni naufragar, el “Nuevo Mundo” anunciado por el Maestro Jesús, donde debían desarrollarse tantas nuevas dimensiones y conciencias. Sabemos por un antepasado de esta autora, íntimo amigo y compañero de viajes de Colón, que eran ocultistas los dos, lo cual da margen para deducir que poseían los dos un grado avanzado de conocimientos y que Colón podía muy bien haber prestado su cuerpo al Adepto que lo llevó al éxito en sus viajes, al mismo tiempo que cumplía los planes de la Jerarquía Blanca, como atestiguan los archivos planetarios del Royal Tetón de Norteamérica y Machu Pichu en Sudamérica.

Una tercera ocupación parece haber sido la del Libertador Simón Bolívar, ya que las actuaciones del Maestro Saint Germain siempre han sido en pro de la liberación de humanos, de naciones, de ideas, y de almas. Esta hazaña de Bolívar, con toda la gloria y la importancia que se le da y que merece, no ha sido aceptada en toda su magnitud. Escalar los picos nevados de la Cordillera de Los Andes, sin caminos, libertar sin armas ni soldados de escuela, fueron una serie de milagros característicos del “Conde” Saint Germain, y del Maestro Saint Germain.


Asombraba a todo el mundo la memoria extraordinaria del Conde Saint Germain. Repetía páginas enteras después de una sola Ojeada. Hablaba sin acento alguno el alemán, el inglés, el italiano, el portugués, el español, el francés, el griego, el latín, el árabe, el chino, el hebreo, el caldeo, el sirio, el sánscrito, muchos dialectos orientales, y leía el cuneiforme babilónico y los jeroglíficos egipcios, todos con absoluta maestría.
El Conde era ambidextro. Podía escribir con ambas manos a la vez. Las dos mitades de su cerebro eran independientes, ya que con una mano podía escribir un soneto, y con la otra una carta de amor.
Aunque jamás hizo alarde de sus poderes ocultos, el Conde actuaba expontáneamente como un Mago Blanco, un Cabalista, un Hermetista, un Alquimista, un Iluminista, un Templario, un Gnóstico, un Francmason y un Rosacruz. Era clarividente, claroaudiente, viajaba astralmente, etéricamente, cósmicamente. A veces no se le veía en tres días. Entraba en un trance profundo sin despertar. Esto podía ocurrirle en casa ajena o en la suya propia. El historiador vienés, Franz Graeffer relata que un día, en medio de una conversación con el Conde, de pronto lo vio ponerse serio, rígido como una estatua, sus ojos usualmente tan expresivos, se hicieron incoloros y sin vida. Al rato se reanimó, su puso de pie y haciendo un gesto de despedida con la mano exclamó en alemán “Ich cheide” (me voy), “me verán una vez más, mañana. Se me necesita en Constantinopla, luego en Inglaterra. Por ahora tengo que ir a preparar dos inventos que verán en el próximo siglo. Un barco y un tren”.
Tenía el hábito desconcertante de entrar en la cámara del Rey sin recurrir a las puertas. Simplemente aparecía y desaparecía sin disimular su facultad.
En las reuniones amenizaba relatando detalles de sus conexiones con Cleopatra, con Jesucristo, con la Reina de Saba, con Santa Isabel, con las Cortes de los Valois, con Santa Ana, con la antigua Roma, con Rusia, Turquía, Austria, China, Japón, La India. Tan pronto imitaba a Francisco I como revelaba altos secretos de Luis XIV, y de todo hablaba con mayor aplomo del que desplegaría el propio Encargado de Negocios de cada personaje.
En una ocasión en que relataba un episodio muy remoto, se detuvo con un pequeño aire de confusión y le dijo a su valet de pie: “Fue así el asunto, ¿no, Roger?” y Roger respondió: “El Señor Conde olvida que yo sólo tengo cuatrocientos años con Él. Eso ha debido ocurrir en tiempos de mi predecesor”. Por lo cual preguntamos aquí: ¿en dónde coloca, a Roger, con respecto a la teoría del nacimiento en el Castillo de Rakoczi?
Por supuesto que todos estos prodigios son catalogados por la humanidad corriente en términos de “Magia”, Blanca o Negra, según sea buena o mala. Pero como todo tiene una explicación perfectamente natural, y los seres humanos heredamos el mismo derecho legado por el Padre, Divino Creador nuestro, será bueno que se aclare el misterio de cada uno de los anteriores enigmas.
Cuando el ser humano alcanza su última encarnación en la Tierra, se dice que es Candidato para la Ascensión. La Ascensión ocurre porque la persona se ha desprendido de todas las ataduras con el planeta Tierra y con sus familiares; y al lograr limpiarse de toda la energía negativa, va llenando sus células de luz. Llega el momento en que la Magna Presencia YO SOY lo atrae hacia Ella y lo extrae de la Tierra: se ha vencido la gravedad de la Tierra. En ese momento el individuo tiene la oportunidad de escoger la Gloria o continuar ayudando a sus hermanos humanos. Es el momento en que el subconsciente vacía su contenido y el ego recuerda todas sus encarnaciones pasadas, sin sufrir molestia alguna. Además recupera todas sus habilidades adquiridas y todos los idiomas que habló a todo lo largo de su corriente de vida. Puede disponer de sus “Tesoros en el Cielo”, o sea de todo lo que contiene su Cuerpo Causal. Pero si el ego prefiere ascender a Gloria, debe entregar todo lo acumulado para bien de la humanidad.
La “Memoria Extraordinaria” no es, pues, sino la facultad natural de mirar hacia atrás y leer como en un libro, o ver como una película, lo que venga en gana en el pasado, sin el velo de Maya.
El ser ambidextro no es otra cosa que el haber sido “zurdo” en otras vidas. Es una habilidad adquirida y por lo tanto el individuo puede escribir con ambas manos.
La facultad de aparecer y desaparecer sin recurrir a las puertas, es condición de los cuerpos astral y etérico. El saber proyectarlos fuera del cuerpo físico se puede lograr con estudio y práctica. En vida del cuerpo físico éste se deja dormido en un lecho mientras se “viaja”. Ayuda mucho el saber primeramente, que al sólo pensar en un lugar o en una persona, se está allí o con ella.
En cuanto a Roger, es tal vez la prueba más consistente de que ambos estaban ocupando cuerpos prestados en aquel siglo. Roger manifestaba ser pupilo, iniciado y servidor inseparable del Maestro.

El Landgrave Carlos de Hesse-Cassel, Duque de Schleswig, emparentado con el Príncipe Rakoczi por la madre de éste, la Princesa de Hesse Rheinfels, era un ocultista muy adelantado, íntimo amigo del Conde y tal vez el único que conocía toda la verdad respecto a Él.
La muerte del Conde Saint Germain en el Castillo del Duque Carlos, en Eckernfoerde, en Suecia, el 27 de Febrero de 1784, es tan falsa como su nacimiento en Transilvania; pero no era la primera vez que el Maestro desaparecía de la circulación sin dejar tumba ni lápida, como veremos más adelante.
Por algo dijo Voltaire en una carta a Federico El Grande: “El Conde Saint Germain es el hombre que nunca muere y que todo lo sabe”.
El Duque Carlos quemó todos los papeles del Conde después que éste desapareció, quedando únicamente el manuscrito de la MUY SANTA TRINOSOFÍA, único libro que dejó escrito el Conde Saint Germain.
Intrigada, Mme. Blavatzki, dos siglos después, hizo un comentario en la Sociedad Teosófica:
“¿No es absurdo que un hombre de la notoriedad de Saint Germain haya sido enterrado sin pompa ni ceremonia, sin supervisión oficial, sin el registro policial que siempre interviene en los funerales de los hombres de rango? ¿Dónde están estos datos? ¡No existe ni un papel que los contenga!”
Añádase a esta negativa, que el Conde ha sido visto muchas veces después del año 1784: En una conferencia privada muy importante con la Reina Catalina de Rusia, en el año 1785; se le apareció a la Princesa Lamballe momentos antes de ser decapitada; se le apareció a Jeanne Dubarry, la amante del Rey, también en los momentos que esperaba en el patíbulo, en los días del Terror de 1793; que el Conde de Chalons dijo haber conversado con Saint Germain en 1788, en la plaza San Marcos en Venecia, la noche antes que él partiera a Francia.
En el siglo presente, por los años 1920, el obispo Leadbeater de la Iglesia Católica Liberal, paseando en Roma se encontró con el Maestro Saint Germain, vestido como cualquier caballero italiano y conversaron por más de una hora en el Pincio.

En los libros de la SAINT GERMAIN FOUNDATION, titulados “Misterios Develados” y “La Mágica Presencia”, hay múltiples ocasiones en que el Maestro apareció, desapareció, convivió, conversó y enseñó a los altos personajes de la mencionada fundación.
Hasta hace poco, muchas videntes aseguran haber visto al Maestro Saint Germain en sus visiones psíquicas; pero hace algún tiempo que nadie lo ha vuelto a ver. Esto es porque le fue ofrecida una nueva Ascensión a un plano Mayor, donde goza de mucho más libertad para sus funciones de Avatar de la Era. Sin embargo, el Señor Maha Chohán dijo en una comunicación muy reciente, que al Maestro le hace falta el contacto con la parte física que antes tenía.
La Llama Violeta, que antiguamente era desconocida, ahora forma parte de nuestra enseñanza porque el Maestro la ha traído como regalo suyo al Planeta Tierra. Esta llama era exclusivamente aplicada a los Egos que estaban a punto de ascender, o sea en los Retiros Espirituales.



RE-ENCARNACIONES DE SAINT GERMAIN ENTRE LOS AÑOS 303 Y 1561

  • Saint Albans, Primer Mártir Inglés. Se ignora el nacimiento. Murió en 303.
  • Proclus, Neo-Platonista, nació en 410, murió en 485.
  • Robertus el Monje, indeciso, entre los años 1156... 1211.
  • Roger Bacon, el Monje Médico, nació en 1214, murió en 1294.
  • Christian Rosenkreutz, Fundador de la Orden Rosa Cruz, nació en 1378, murió en 1484.
  • Francis Bacon, Político, Filósofo, Escritor Inglés, nació en 1561, última encarnación antes de aparecer como el Príncipe Racokzi; al parecer no murió. Se dice que su tumba está vacía.

 

Articulo extraido del libro: 4 en 1 de Conny Mendez

 

Repost 0
Published by Agartha
Comenta este artículo
4 julio 2012 3 04 /07 /julio /2012 15:53

 

Si pudieran ver el cuerpo físico, desde el punto de vista de un investigador de la física cuántica, 

se darían cuenta que está compuesto por átomos y que los átomos están dispuestos a través 

de espacios vacíos, apareciendo, desintegrándose, desapareciendo constantemente. Estas 

partículas no son objetos materiales, aunque parezcan serlo; en realidad, son fluctuaciones de 

energía en el campo energético. 

La visión de Deepak Chopra – Principio de Vibración – Naturaleza del Universo –

Campo unificado -  El alma

Si pudiéramos ver el cuerpo tal cual es, lo veríamos, proporcionalmente, tan vacío como el 

espacio intergaláctico. Cada átomo del cuerpo es, en sí, un sistema solar completo. Repito, si 

pudiéramos verlo tal cual es, sin el artificio de la experiencia sensorial, sólo veríamos un gran 

vacío con algunos puntos aislados y descargas eléctricas aisladas. 

El Ayurveda tiene mucho que decir sobre el vacío. El vacío es el terreno esencial de nuestro 

ser. Y este vacío no es una porción vacía de nada, es una plenitud de inteligencia no material. 

Eso es lo que somos: inteligencia no material que se expresa como cuerpo material. El cuerpo 

material viene y se va, pero la inteligencia no-material, la plenitud de inteligencia no-material 

permanece por siempre. Está más allá del tiempo y del espacio. Estructura la experiencia del 

cuerpo físico. 

En función de cómo vibra la energía está codificada para transmitir información diferente. Es 

como escuchar la radio si sintonizamos el 101.5 de la FM por ejemplo escucharemos sólo 

música clásica. Si cambiamos a una frecuencia de ondas de radio ligeramente distinta por 

ejemplo al 101.9 de la FM quizás escuchemos rock and roll. 

De esta manera, el mundo físico, el mundo de los objetos y la materia esta hecho de 

información contenida en una energía que vibra a distintas frecuencias.

La razón por la que no vemos el mundo como una enorme red de energía es porque vibra 

demasiado rápido. Nuestros sentidos que funcionan lentamente sólo pueden registrar trozos de 

esta energía y actividad y estos conglomerados de información se convierten en una silla, en 

mi cuerpo, en el agua, en todos los objetos físicos del universo visible. 

Esto es similar a lo que ocurre cuando vemos una película. Como sabemos, la película está 

compuesta por fotogramas individuales separados por franjas. Sin embargo cuando vemos la 

película, pasa tan rápido que nuestros sentidos no perciben la discontinuidad. Los percibimos 

como un flujo constante de información.

En el ámbito cuántico, los trozos de campos de energía que vibran a diferentes frecuencias, y 

que percibimos como objetos sólidos, forman parte de un campo de energía colectivo. Si 

pudiéramos percibir todo lo que ocurre en el ámbito cuántico, veríamos que formamos parte de un gran caldo de energía y que todas las cosas, cada uno de nosotros y todos los objetos del 

ámbito físico, son sólo un conglomerado de energía que flota en este caldo de energía. En todo 

momento, nuestro campo de energía está en contacto con el de todos los demás e influye en 

él; todos respondemos a esa experiencia.

En un nivel más profundo, en realidad no hay límites entre nuestro ser y el Universo. Cuando 

tocamos un objeto, lo sentimos sólido, como si hubiera un límite definido entre éste y nosotros. 

Los físicos dirían que percibimos la solidez de ese límite porque todo está hecho de átomos, 

que la solidez es la sensación que obtenemos cuando los átomos chocan contra otros átomos. 

Pero piensa qué es un átomo. Los átomos constan de un pequeño núcleo y una gran nube de

electrones que lo rodean. No hay un caparazón rígido en su exterior, sólo una nube de 

electrones. Para  visualizarlo, imagina un cacahuete en medio de un estadio de fútbol. El 

cacahuete representa el núcleo, y el estadio, el tamaño de la nube de electrones que lo rodea. 

Cuando tocamos un objeto, percibimos solidez al contacto de las nubes de electrones. Ésa es 

nuestra interpretación de la solidez, dada la sensibilidad (o relativa insensibilidad) de nuestros 

sentidos. Los ojos están programados para ver los objetos como tridimensionales y sólidos. Las 

terminales nerviosas están programadas para sentir los objetos como tridimensionales y 

sólidos. Sin embargo, en la realidad del ámbito cuántico, la solidez no existe. ¿Hay solidez 

cuando chocan dos nubes? No. Se funden y se separan. Algo similar ocurre cuando tocamos 

un objeto.  Nuestros campos de energía (y nubes de electrones) chocan, algunas porciones 

pequeñas se funden y luego te separas. Aunque nos percibamos como un todo, hemos cedido 

un poco de nuestro campo de energía al objeto y a cambio obtenemos un poco de la suya. Con 

cada encuentro intercambiamos información y energía, y cuando nos separamos nos 

transformamos un poco. Aquí podemos comprobar también cuan conectados estamos con el 

mundo físico. Constantemente compartimos porciones de nuestros campos de energía, por lo 

que todos, en este nivel cuántico, en el nivel de nuestras mentes y seres, estamos conectados. 

Todos estamos correlacionados con los demás.

Repost 0
Published by Agartha
Comenta este artículo
4 julio 2012 3 04 /07 /julio /2012 14:52

Alineaciones planetarias Venus Jupiter luna Julio 2012

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

 

     Alineaciones planetarias Venus Jupiter luna Julio 2012

    Mensaje por AnaPaula el Miér Jun 27, 2012 1:43 pm

    Show de la mañana CIELO: Ponga su despertador para el amanecer. 
    Venus y Júpiter están convergiendo en el cielo de la mañana, preparando
    el escenario para una bella tres vías junto con la Luna creciente en 
    julio
    . Esta mañana, Giuseppe Petricca fotografiado los planetas que brillan en el este sobre Pisa, Italia:

    "Lo que una mañana maravillosa", dice Petricca. 
    "Júpiter apareció por primera vez, luminoso y bajo en el horizonte. A 
    través del telescopio podemos ver claramente las bandas del planeta. 
    Venus llegó poco después." 
    Estas son algunas de las fechas clave en julio: 
    El 4 de julio, Venus pasará justo en el centro a través del cúmulo de las Híades, una agrupación de estrellas 153 años luz de la Tierra. La incorporación temporal de Venus hacen que parezca que una supernova ha ido en el clúster. 
    Tres mañanas más tarde, el 7 de julio, Venus y Júpiter se alinean con Aldebarán, el ojo de color rojo brillante de Tauro el Toro. Aldebarán es una estrella gigante roja de primera magnitud. Junto con los dos planetas, se forma una línea vertical casi perfecta en el cielo alba. 
    El 9 de julio, Venus y Aldebarán convergen para formar un par planeta-estrella de incomparable belleza. Apenas más de un grado de arco se separan los dos cuerpos celestes como Júpiter mira hacia abajo desde el techo. 
    Y luego, el 15 de julio, un 12% de la media luna Luna se une a la serie, formando un triángulo luminoso celeste con Venus y Júpiter. 
    Mientras tanto, busque en nuestro álbum de fotos en tiempo real para el planeta más tiros.


    Volver arriba Ir abajo

     

    Ver el tema anteriorfente-Aliniaciones planetarias 2012

    Repost 0
    Published by Agartha
    Comenta este artículo
    25 junio 2012 1 25 /06 /junio /2012 17:56

    Las historias de desaparecidos en nuestros días están continuamente en las paginas de los diarios. De alguna de estas personas se afirma que tenían alteradas sus facultades mentales y su desaparición es perfectamente explicable,  pero de otras, no.  De éstas últimas, lo que casi nunca se ha dicho es que gran parte de los desaparecidos nunca son encontrados.

    Son personas que han desaparecido cuando caminaban, en presencia de testigos, y en muchas ocasiones la desaparición tuvo lugar hallándose en el interior de un vehículo o de una embarcación. Así como han llegado hasta nuestros días crónicas milenarias en las que se relatan fenómenos fantasmales, no ha sucedido lo mismo con las desapariciones. ¿Quien o qué se los lleva?

    Tal vez porque nadie se fijaba en ellas, o tal vez porque en otros tiempos jamás sucedían. Pero a partir del siglo pasado, mucha gente comenzó a fijar la atención en ciertos casos inexplicables. No se sabe a ciencia cierta adonde van a para tantos desaparecidos que jamas vuelven a ser vistos, ¿Existen puertas de acceso a una dimensión desconocida?

    Nos referimos entre otros al Triángulo de las Bermudas, el Mar del Diablo, personas tragadas por puertas dimensionales, apariciones y desapariciones imposibles, el experimento Filadelfia, y muchos mas…

    Triángulo  de las Bermudas.

    Uno de los mayores desastres, por la perdida de vidas humanas además de los irreparables daños materiales, ocurrió en el tristemente famoso Triángulo de las Bermudas el 4 de febrero de 1963. El barco Marine Sulphure Queen, desapareció de una manera inesperada sin que existieran perturbaciones atmosféricas de ningún tipo y tras comunicar el radiotelegrafista que todo marchaba bien a bordo. Sus 39 tripulantes y su carga se esfumaron para sumarse a la larga lista de barcos desaparecidos en esa zona.

    Sir Benjamín Bathurst había sido llamado desde Londres para que se presentase a la mayor brevedad. El 25 de noviembre de 1809 arribó a la población alemana de Paleburg y descendió de su carruaje para estirar las piernas mientras daban de comer a los caballos. Rodeó a los palafreneros encargados de los animales, pasó por detrás de éstos y no volvió a ser visto. Fueron testigos de la desaparición el propio secretario de Sir Benjamín, su valet y no menos de una docena de personas. Había un elevado muro de piedra, sin puertas, que impedía el paso al embajador, y sin embargo se desvaneció en el aire. Lo estuvieron buscando por la posada y los alrededores durante un par de horas, sin éxito. Se dio entonces aviso a las autoridades. Tampoco hallaron nada. ¿Acaso se desintegró en el aire por alguna causa desconocida para aquella época y también para ésta en que vivimos?

    [Paseo de carruajes.jpg]

    Un extraño caso de abismo temporal fue el sufrido por el patrullero Chester Archey, quien habiendo desaparecido de donde se encontraba volvió a ser visto minutos más tarde en otro lugar, distante varios kilómetros. El 24 de agosto de 1966, varios testigos lo vieron al volante de su patrulla en las inmediaciones de Filadelfia, capital del estado de Pensilvania. Y de repente dejaron de verlo, como si se lo hubiera tragado la tierra, O, mejor dicho, el asfalto de la carretera. Un par de minutos más tarde, o tal vez en el mismo instante de desaparecer de Pensilvania, Chester Archey se materializaba en plena calle principal de Pennsauken, Nueva Jersey, al volante de su patrulla, a más de un centenar de kilómetros de donde acababa de ser visto.

    El siguiente año sucedió algo parecido en la playa de Ashbury Park, Nueva Jersey, Era el 22 de agosto de 1967. El joven Bruce Burkan, de diecinueve años, llegó a la playa en compañía de su novia. Recordó de pronto que debía echar unas monedas al parquímetro. No se sabe qué sucedió en aquel momento, pero el 24 de octubre reapareció de manera inexplicable, vistiendo ropa que no era de su talla, en una terminal de autobuses de Newark, con siete centavos en el bolsillo. No recordaba su nombre ni de dónde venia. El agente de policía que se fijó en él se lo llevó a la delegación de policía; y después de hurgar en su ropa y no encontrar nada, supusieron que se encontraban ante un caso claro de amnesia. Finalmente, logró identificarse al joven.

    ¿Fue un simple caso de amnesia lo sucedido con el joven Burkan, como pudo serlo también aquél que tuvo lugar por los mismos días con un científico vecino de Boston?

    El 15 de agosto de 1967, Paul T. McGregor, de treinta y siete años, casado, salió de su oficina en la Polaroid y tomó el camino de Camp Kirby, lugar de recreo donde lo esperaba su familia. Su esposa e hijos lo esperaron en vano durante los siguientes treinta días. A mediados de septiembre un hombre se presentó en la delegación de policía de la ciudad de Bufalo, Nueva York, y declaró que no sabia quién era ni qué había hecho en los anteriores días.

    ¿Anduvo vagando por las calles o estuvo en poder de alguien que borró de su memoria el recuerdo de cuanto hizo y vio?

    La familia Méchinaud pasó la Nochebuena de 1972 en casa de unos amigos que vivían en la localidad francesa de Cognac. Después de cenar el matrimonio  y sus hijos tomaron el camino de regreso a casa, que se encontraba en el pueblo de Boutiers, en el departamento de Charente. Jamás llegaron a ella. Cuando se encontraban a unos cuatro kilómetros, siendo la una de la mañana del día 25 de diciembre, se volatilizaron en el aire. Jamás fueron hallados.

    Años antes habían corrido la misma suerte los cinco miembros de la familia Martin que vivían en Portland, Oregón. El 7 de diciembre de 1958, Kenneth Martin, de cincuenta y cuatros años de edad, su esposa y sus tres hijos, dijeron a sus vecinos que iban al bosque en busca de un árbol para adornarlo durante la Navidad. No volvieron a ser vistos.

    El 29 de aquel mismo mes, un contratista de obras llamado Earl Zrust, con domicilio en Silver Lake, desapareció también, inexplicablemente, en compañía de su esposa y de sus cuatro hijos. No tenía motivos para abandonar su casa, que acababa de pagar. No aparecieron los cuerpos en las cercanías. ¿Que explicación dar a tan extraña desaparición y porque las autoridades estadounidenses reciben cada ocho minutos, en toda la Unión americana, el aviso de que alguien dejó de ser visto, que desapareció de manera imposible de aclarar? ¿A dónde van, las personas que se desvanecen en el aire?

    Pero ninguna de las desapariciones mencionadas se compara con la que protagonizó un niño galés en la Nochebuena de 1909, que se ha convertido en clásica en el anecdotario de lo insólito. En la granja de Owen Thomas, a corta distancia del pueblo de Brecon, en el país de Gales, se habían reunido aquella noche varios amigos para saborear una suculenta cena. Poco antes de medianoche, la señora Thomas encargó a su hijo Oliver, de once años, que acudiese al pozo en busca de agua. Dos minutos más tarde, sonaron unos gritos de auxilio. Corrieron varios hombres armados al lugar donde suponían que un lobo atacaba al niño, siguiendo las huellas dejadas por éste en la nieve. Les esperaba una sorpresa.

    Hallaron el cubo tirado todavía lejos del pozo y ninguna huella del lobo. Y tampoco Oliver. Las pisadas desaparecían de pronto, como si le hubiesen salido alas. Ante el pánico de los hombres que miraban en todas direcciones, en busca del desaparecido, se oyeron repentinamente unos gritos de auxilio del cielo, que duraron un largo rato y se fueron debilitando poco a poco, hasta extinguirse. A la mañana siguiente llegaron al lugar las autoridades, pero por más que investigaron en el terreno nada encontraron que pudiese aclarar el enigma. Nadie supo explicar por qué desaparecían de pronto las huellas de Oliver. No conocían de ningún águila capaz de elevarse con tan pesada carga, ni creía nadie que se hubiesen llevado al niño desde un globo aerostático desde el cual dejaran caer una cuerda.

    Semejante en ciertos puntos a la historia del niño Oliver Thomas había sido la que el 23 de septiembre de 1880 tuvo como protagonista principal al campesino David Lang cuando se dirigía caminando a su granja, procedente del pequeño poblado de Gallantin, Tennessee. Se encontraba muy cerca de su casa cuando se cruzó con él su viejo amigo el juez Augustus Peck, sentado en su cabriolé. Los dos hombres se saludaron cordialmente, y desde la casa de Lang, los hijos del granjero contemplaron la escena y avisaron a su madre que podían sentarse ya a comer. La madre apareció en el umbral de la casa y dirigió una mirada al camino. Vio solamente al juez que se alejaba en su vehículo. Al escuchar los gritos de los Lang, Peck les dirigió unas palabras, riendo ante lo que consideraba una broma del granjero. Seguro que se había ocultado en algún lugar.

    Pero no existían matorrales ni árboles en un radio de doscientos metros. ¿Dónde podía haberse ocultado David? Sucedió como en el episodio de Oliver: hallaron las huellas de Lang que desaparecían de pronto, como si hubiera echado a volar. ¿Era esto lógico? Llegaron unos vecinos y buscaron por todas partes. La desaparición de David Lang resultaría todo un misterio. Pero este misterio iba a tener una segunda parte. La primavera siguiente, la pequeña Sara pasaba por el lugar donde fue visto su padre por última vez y se le ocurrió llamarlo a gritos. Estando en el lugar exacto donde desapareció el granjero, ocupado ahora por una mancha circular amarillenta, llegó a oídos de la niña la voz del hombre, como si viniera de otro mundo.

    Durante la llamada Guerra de Sucesión, que tuvo lugar en la España de comienzos del siglo XVIII,  un ejército de cuatro mil soldados que se había internado por la cordillera que separa a Francia de la península ibérica, decidió acampar una noche junto a un arroyo. A la mañana siguiente habían desaparecido hasta el último, incluidos los oficiales.  Algo por el estilo iba a suceder a mediados del siguiente siglo en Indochina. Seiscientos cincuenta soldados franceses desaparecieron en 1858 cuando se dirigían caminando en grupo a la ciudad de Saigón. Se encontraban a unos veinte kilómetros de esta población cuando se es fumaron.

    Imagen

    Soldados españoles de la Guerra de Secesión.

    Igual iba a suceder el 10 de diciembre de 1939 en las inmediaciones de la población china de Nanking, cuando los ejércitos japoneses saqueaban el país. Los soldados chinos se defendían desesperadamente en un fuerte situado al sur de la ciudad. Tres mil soldados fueron transportados por tren aquella noche, para defender Nanking. Los dejaron a corta distancia de su objetivo y siguieron el camino a pie para no ser descubiertos por el enemigo. El coronel Li Fu- Sien ordenó a sus hombres dispersarse, para disimularse mejor en el terreno. A la mañana siguiente no que daba uno solo en el lugar. Sólo aparecieron las armas. ¿Abandonaron acaso sus puestos?
    Imagen

    Ejército chino.

    El lugar carecía de vegetación y era imposible esconderse. Sin embargo, jamás fueron vistos los tres mil hombres. Cuatro años más tarde iba a tocar el turno de esfumarse a unos soldados japoneses. Era una división bien pertrechada, que se encontraba en la Nueva Guinea, la que se desvaneció completa sin dejar ningún rastro. El gobierno japonés investigó el caso para solucionar el misterio. Nadie podía pensar que unos soldados fieles al emperador y al país tirasen al suelo las armas y se ocultasen en una cueva. Tampoco era creíble que los papúes que habitan en esta isla, tan amantes de la carne humana, hubiesen dado cuenta de todos los forasteros. El enigma de la Nueva Guinea jamás logró aclararse.

    Pero tal vez de todas las desapariciones masivas conocidas sea la sucedida en 1915 en Gallipolilas la más conocida y extraordinaria, porque pudieron ver los testigos el momento exacto en que se esfumaban todos los soldados del Quinto Regimiento de Norfolk. Los Dardanelos son un brazo de mar que separa al continente europeo del Asia Menor y presenta en un extremo una elevación montañosa conocida como península de Gallípoli. Durante la 1 Guerra Mundial fue un punto estratégico de enorme importancia, que estaba en poder de los turcos. Era razón más que suficiente para que los ingleses quisieran ocupar lo. Pero no sólo fracasaron en sus planes, sino que perdieron de manera inexplicable a todo un regimiento.

    5º Regimiento de Norfolk.

    El 12 de agosto de 1915, el 5º Regimiento de Norfolk avanzaba hacia la península y su marcha era seguida desde una colina cercana por varios soldados del cuerpo de Anzacs, formado por expedicionarios australianos y neozelandeses. El día era claro, sin nubes en el cielo, o mejor dicho, los observadores Anzacs vieron con sus prismáticos una extraña nube que apareció de pronto, grande y con forma de cigarro, que parecía estar deslizándose hacia la cota 60, meta de los ingleses. Los testigos contemplaron entonces un espectáculo sumamente extraño: la nube tenía unos doscientos metros de longitud y sesenta de espesor y era tan densa que reflejaba los rayos del sol.

    Se dejó caer lentamente hasta casi tocar el suelo y se arrastró en dirección a los soldados del 5º Regimiento, hasta cubrirlos por completo durante unos minutos. A continuación se elevó de manera igualmente lenta y fue a reunirse con otras nubes de menor tamaño, esféricas, que habían permanecido inmóviles en el cielo. Una vez que la nube grande se reunió con las pequeñas, cobraron de pronto velocidad y se alejaron rápidamente hacia el norte. Los Anzacs contemplaron con incredulidad el inusitado espectáculo, pero cuando bajaron la mirada hacia la cota 60, recibieron la mayor de las sorpresas. ¡El lugar estaba desierto!

    ¡Los soldados ingleses no aparecieron por ningún lado! El gobierno inglés envió una enérgica protesta a los turcos al terminar la guerra. Estos no supieron dar la menor explicación al respecto. Ningún soldado del 5º Regimiento de Norfolk había sido hecho prisionero ni se tenían noticias acerca de un lugar donde pudieron ocultarse.

    Otro enigmático caso fue el de una brigada de salvamento que en 1941 partió en busca de tres alpinistas que quisieron escalar un escarpado monte en Suiza. Eran los tiempos de la II Guerra Mundial, cuando cualquier cosa era posible. Las huellas de los tres alpinistas aparecieron finalmente, en circunstancias increíbles. Se detenían en el centro de un terreno cubierto de nieve. No había ningún barranco al cual hubieran podido caer y la nieve seguía virgen después de varios días de calma. Muy cerca del lugar donde se perdían las huellas halló la brigada tres orificios formando un triángulo equilátero de doce metros de lado ¿Qué misterioso aparato se posó sobre el lugar? Como el misterio no parecía tener solución, se dio por muertos a los tres alpinistas y se cerró el caso.

    En los anales de la Policía Montada del Canadá figura un extraño caso que jamás logró ser aclarado. Sucedió en el otoño de 1930 a orillas del pequeño lago Angikimi, muy cerca de la bahía de Hudson, unos 500 kilómetros al noroeste de la base de Churchill. En aquel lugar se encontraba un poblado esquimal que visitaban ocasionalmente cazadores y traficantes de pieles para realizar provechosos negocios con los nativos. Compartían su carne o fumaban la pipa de la amistad. Jamás se suscitaron disputas entre los esquimales y los visitantes. Pero en el otoño de aquel 1930 sucedió algo extraordinario en el poblado, que no ha logrado ser aclarado. Cierto trampero llamado Joe La belle llegó al poblado y lo recibió un silencio absoluto. Examinó por dentro todas las tiendas de piel de caribú, pero a nadie halló.

    Solamente vio recipientes con comida, que debieron ser calentados con fogatas apagadas desde hacia varios días. Encontró agujas de hueso clavadas en unos tejidos, como si las mujeres hubiesen abandonado su labor repentinamente. Joe Labelle supuso que todos los habitantes del lugar se habían ido por alguna razón que ignoraba. Pero le llamó la atención ver que dejaron comida y el tejido sin terminar de las mujeres. Si se sentía algo extrañado, su desconcierto creció en intensidad al dirigirse a la orilla del lago, donde solían atar los esquimales sus canoas. ¡Estaban todas allí, hasta la última!

    En vista de que se trataba de un auténtico enigma, juzgó prudente dirigir sus pasos hacia la base de Churchill, donde informó a la policía. Una semana más tarde estaba de regreso Labelle con varios policías. Comprobaron éstos que todo cuanto dijo el trampero era cierto y hallaron además otros elementos que convertían aquella ausencia en un verdadero misterio, tal vez imposible de solucionar. Un esquimal jamás se separa de su rifle, y sin embargo todas las armas estaban abandonadas en el suelo. De alguna manera debieron abandonar los esquimales su poblado, se dijeron los policías. Si no se fueron en sus embarcaciones, lo hicieron en sus trineos. Fueron en busca de los perros y los encontraron muertos. Eran siete en total, y estaban atados a unos árboles y presentaban dentelladas en el cuerpo.

    ¿Acaso se lanzaron unos sobre otros en lucha feroz cuando sintieron hambre y nadie llegó a darles de comer? El dictamen de los análisis realizados más tarde demostraría que los animales murieron de hambre, pero antes de llegar a esta confirmación, los policías y Joe Labelle habían tenido oportunidad de descubrir otro enigma. Encontraron una tumba esquimal en muy anormales condiciones. Los esquimales jamás entierran a sus muertos, sino que los depositan en el suelo y amontonan piedras encima. Pero en aquella ocasión, alguien había quitado las piedras, que desparramó en torno suyo, y se llevó los cadáveres.

    No pudieron realizar aquel trabajo los perros, por que estaban atados, ni tampoco unos lobos, porque unos y otros no son capaces de echar abajo las piedras. ¿Quién pudo ser el causante de aquella desbandada y de otros misterios tan patentes, y por qué lo hizo todo? Tanto Joe Labelle como sus compañeros tuvieron que abandonar el poblado a orillas del lago Angikimi sin descubrir el enigma. Nadie volvió a ver a los habitantes del lugar ni a saber de ellos.

    Sucedió como si, de pronto,  se hubiesen volatilizado de manera que nadie ha sabido explicar.

    Fuente:www.artigoo.com

     

     

    Repost 0
    Published by Agartha
    Comenta este artículo
    21 febrero 2012 2 21 /02 /febrero /2012 19:40

    IMG_1531--2-.jpg

    Repost 0
    Published by Agartha
    Comenta este artículo