Overblog Seguir este blog
Edit page Administration Create my blog
/ / /

Imagen-003.pngDIARIO DE MIS PENSAMIENTOS

 

Me encuentro frente al ordenador al igual que todos los días, pero hoy no es un día como los demás ¿Por qué? Pues porque hoy no voy a copiar textos escritos por otros autores.

Hoy me he propuesto escribir mi propio texto con mis sencillas palabras, unas palabras que no salen de un vocabulario extremadamente sofisticado. Unas palabras que no han salido de detrás de un escenario de escuela.

Mis palabras salen de una escuela que nació hace miles de años, una escuela que empezó con un simple sonido, pero ese sonido vibro desde unas cuerdas vocales que solo sirvieron para expresar una idea que provenía desde lo más profundo, una palabra salida desde el mismo puro corazón.

 

No espero ser entendida, ni siquiera espero que nadie lea esto, porque si algo entendí en mi viaje por este mundo es que estoy sola ante la ilusión de una vida que yo misma recreo día a día.

Entonces pues ¿para que escribir si no lo hago para que nadie lo lea? Pues escribo para que mi corazón se exprese y yo escucharlo desde fuera, porque al parecer una vez mi cuerpo y mi alma fueron uno y por algún motivo que aun no entiendo los dos se separaron y andan perdidos en el mismo plano.

 

Los dos viajan por los mismos caminos uno siempre con el otro pero eternamente separados.

Se miran y se reconocen pero no saben porque, el alma esta siempre en la habitación secreta del pensamiento y de vez en cuando se asoma por una ventanita estrecha y desde allí ve algo que reconoce pero que no sabe por qué.

El cuerpo se gira como por instinto hacia la ventana y mira al alma y sabe que existe que allí vive pero no sabe qué hacer. Los dos se miran se reconocen pero en sus miradas se vislumbra la ignorancia de lo que es.

 

El cuerpo ahí abajo sigue su vida debatiendo en luchas en sufrimiento se deja llevar por una agonía eterna atado a los instintos. De vez en cuando gana una batalla y siente alegría por la recompensa, pero dura poco y otra vez se ve metida en otra conquista en otra cruzada.

 

El alma quieta y sentada en la ventana observa como la vida pasa y no se inmuta, no hace nada porque carece de esos deseos de esos sentimientos. Sola pero en calma espera sin tener sentimiento de angustia por que venga. Solo observa algo que acontece a su alrededor.

 

De vez en cuando la mente la visita y la tienta a salir de su encierro en busca del cuerpo, pero ella que no siente que permanece a nadie, inmutable ante los acontecimientos le contesta.

-Solo espero-

Y la mente le pregunta ¿a quién esperas? Y ella responde.

-No lo sé o quizá si lo sé pero no me importa tan solo espero no tengo otra cosa que hacer.

 

El alma se asoma y ve al cuerpo y entonces siente un escalofrió y un sentimiento aparece, y sabe al instante que quiere el calor de un cuerpo.

 

Mira por la ventana y siente que ese cuerpo la podía arropar y el cuerpo lo presiente y se gira y una duda siente al momento, pero como está lleno de dudas no la percibe y sigue su camino.

 

Otro día, y el alma sigue en su ventana pero ahora está inquieta y no reconoce esa inquietud pues nunca la había percibido.

Se asoma y vuelve a ver el cuerpo pero esta vez utiliza un sonido y con él se crea una conexión y el cuerpo se gira y la siente. Al ser sentida ella salta desde su ventana y el cuerpo la acoge, al igual que acoge todo lo que va percibiendo por la vida.

Pero un día que no es ni soleado ni nuboso tan solo es un día tranquilo y se encuentra dormido algo lo despierta. Mira hacia un lado y hacia el otro, porque ha escuchado algo.

 

Sigue su vida con sus luchas y sus victorias. Pero vuelve otro día de esos que prefiere no luchar y sentarse a contemplar y cuando cierra los ojos se da cuenta que algo vuelve a llamar su atención. Ese algo que no está fuera y que no forma parte de su visión, ni siquiera del saco de sus recuerdos. Pero esta vez lo pilla más cansado que de costumbre y no  huye ni se revuelve ante lo que no entiende.

 

Esta vez solo escucha y siente y entonces escucha, pero no con sonido ni siquiera reconoce haber tenido un contacto con ese sonido. Y un murmullo de amor va creciendo dentro del. Al principio es un sentir parecido al agradecimiento luego se convierte el amor luego se expande y siente pero no la ve una luz que le embarga todo su ser.

 

Pero cuando esto está aconteciendo la mente que escondía el alma se da cuenta y siente celos de esa unión y entra en el cuerpo también. Y los ve en juntos, los ve en uno solo y como prisionera de su mismo ser se expresa y se mete entre los dos y crea la duda y el yo.

 

Entonces el cuerpo se reconoce y vuelve a su lugar que era padecer y luchar y el alma se marcha a su casa con la ventana, pero esta vez la casa está en el cuerpo y el cuerpo lo sabe, y ahora es el quien la busca y la siente en la ventana y la añora y quiere sacarla de ese encierro pero algo lo impide.


Ese yo que lo separa que mientras este en el no le dejara unirse otra vez a su amada alma.

 

-Agartha- Dedicado a mi amiga y maestra Hija del Mar.

Compartir esta página

Repost 0
Published by